miércoles, 9 de febrero de 2011

El hilorio de Mosarejos

Se llama hilorio, por esta parte del mundo, a la reunión de mujeres para realizar tareas de costura (hilar) que la mayoría de las veces escondían otro fin mucho mas interesante que era el de hablar, pasar las largas noches del invierno en agradable compañía, o lo que ahora se llamaría "echar unas risas" en buena armonía. Eran más frecuentes estos hilorios, en otros sitios llamados filandones, en las aldeas o pueblos pequeños, donde la compañía del prójimo se hacía más necesaria. Tenían lugar en casa de alguna de las  participantes y solían hacerse después de la cena. 
La palabra se utilizaba por extensión para designar otras reuniones rurales entre mozos y mozas juntos o por separado, y el hecho de que no fueran demasiado frecuentes las hacía más deseadas. Alguna vez, los clérigos se opusieron a su celebración alegando que los fines perseguidos no eran muy acordes con la fe cristiana. Veamos lo que escribía el cura de Mosarejos al obispo de Osma, en un lejano día del año de gracia de 1770:

Informado de su Ilustrísima de que en muchos lugares hay la pecaminosa corruptela de juntarse los mozos y mozas las noches de invierno con el título de ylorios que totalmente se prohíben y vajo pena de 50 ducados y exorten su ilustrísima a los alcaldes a fin de que pongan todo cuidado y diligencia en cortar del todo semejantes juntas requiriendo a los dueños de las casas en donde se hazen para que no admitan en ellas mozos y mozas por quanto de ello es consiguiente originarse graves ofensas a Dios Nuestro Señor, bien entendido de que se tomaran los medios más eficaces contra los contrabentores. Y en la misma conformidad prohíbe su ilustrísima mirando como debe por el bien de las almas toda junta de bayles nocturnos de mozos y mozas con motibo de Pasquas, carnestolendas y otras festividades por los graves yncombenientes y daños espirituales que se experimentan, no siendo justo que en los días más sagrados y dedicados al culto de Dios sea en los que más se le ofenda, sobre que encarga gravemente las conciencias del cura para que lo cele, de las justicias para que lo ebiten, y a los padres de familias y amos para que no permitan a sus hijas ni criadas asistan a semejantes juntas y festejos propiamente dedicados al Diablo.

Foto del blog "corazón de leon"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta foto corresponde al "Filandón" de Turienzo Castañero en (El Bierzo) León.

Gaztelu Instalaciones dijo...

Si, amigo, como no teníamos fotos de los de aqui tiramos de la internet. Los vuestros de Leon son muy famosos e incluso hay una pelicula de Martin Sarmiento que se titula así en la que intervino Julio Llamazares.

Anónimo dijo...

Perdona que te corrija, pero si no me equivoco no es Martin sino Chema Sarmiento, si te refieres al director de Albares de la Ribera.

Gaztelu Instalaciones dijo...

Llevamos razón los dos. El director se llama José María Martín Sarmiento

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto